Autor: fad
28 septiembre, 2023

  • El 79,9% de las personas jóvenes afirma que  está más informado/a sobre su salud y bienestar gracias a la utilización de apps y herramientas digitales” y el 77% afirma que su uso “les ayuda a cumplir ciertos hábitos y rutinas”.
  • Tener una buena salud es lo que más valoran en esta etapa de la vida (60,2%), por encima de ganar dinero (46,3%) o tener buenas  relaciones familiares (35,31%). 
  • Más del 65% sigue cuentas relacionadas con la salud y el bienestar y alrededor del 52% sigue cuentas o perfiles de profesionales o especialistas sanitarios. 
  • Aunque ellas y ellos ya utilizan la tecnología para la gestión sanitaria, entre 3 y 4 de cada 10 considera que hay margen de mejora en la integración móvil en el sistema sanitario y en la atención online y telemática. 
  • El objetivo del estudio ha sido explorar el uso que los y las jóvenes hacen de las tecnologías para el cuidado de su salud y bienestar. Se ha realizado consultando a más de 1500 jóvenes de 15 a 29 años y a expertos y expertas en tecnología y salud. 

¿Es posible conseguir hábitos de vida saludables gracias a la innovación tecnológica? Las y los jóvenes creen que sí, así lo demuestran con sus usos, percepciones y valoraciones de aplicaciones, Internet y contenidos de redes sociales enfocados en su salud física y mental. 

Prácticamente 8 de cada 10 (el 79,9%) afirman estar más informados e informadas por el uso de apps y herramientas digitales como contadores de pasos, medidores de ciclos menstruales o de sueño o de registro de dietas y rendimiento físico, y también más ayudados a seguir ciertos hábitos y rutinas (el 77% así lo afirma).  

En el caso de Internet y redes sociales, el uso más extendido para la salud es el dirigido al “cuidado, la prevención y la mejora del bienestar” (79,3%). Le siguen la “búsqueda de síntomas en caso de no encontrarse bien para saber qué sucede” (69,9%) y “buscar información sobre algún problema de salud de alguna persona del entorno” (67,1%). 

Se trata de usos extendidos y respaldados por las personas jóvenes, lo cual concuerda con la importancia que otorgan a la salud en sus vidas, Tener una buena salud es lo que más valoran en esta etapa de la vida (60.2%), por encima de ganar dinero (46.3%) o tener buenas relaciones familiares (35,31%). Las mujeres le otorgan mayor importancia y, por grupos de edad, las y los jóvenes de la franja 25-29 años.

Estas son algunas de las principales conclusiones del estudio “La innovación tecnológica aplicada al cuidado de la salud. La mirada de adolescentes y jóvenes” que, elaborado por la Fundación Pfizer y la Fundación Fad Juventud, se ha presentado esta mañana en rueda de prensa. El objetivo de la investigación ha sido explorar el uso que los y las jóvenes hacen de las tecnologías para el cuidado de su salud y bienestar, así como las percepciones y expectativas que tienen sobre ello. 

Las conclusiones de este estudio están basadas en los resultados obtenidos de una encuesta realizada a una muestra de 1.504 jóvenes de entre 15 y 29 años, realizada entre mayo y junio de este año 2023, y entrevistas y talleres con expertos y expertas en tecnología y salud. 

En la rueda de prensa de presentación han intervenido Sergio Rodríguez, presidente de la Fundación Pfizer; Ignacio Bayón, presidente de Fundación Fad Juventud; y Anna Sanmartín, subdirectora del Centro Reina Sofía de Fad Juventud. 

Para el presidente de la Fundación Pfizer, Sergio Rodríguez: “Los jóvenes se adaptan con facilidad al progreso tecnológico utilizándolo rápidamente como parte de su estilo de vida. Por ello, nos parecía interesante conocer de qué manera utilizan la innovación tecnológica en cuestiones relacionadas con su salud y bienestar”. A lo que asegura que “esto nos puede dar una idea de por dónde está evolucionando el cuidado de la salud y, lo que es más importante, qué aspectos no se están cubriendo para que se pueda dar respuesta a sus expectativas en un futuro próximo”.

Por su parte, el presidente de la Fundación Fad Juventud, Ignacio Bayón, ha asegurado que: “La importancia otorgada a la salud por parte de las y los jóvenes, junto al sello generacional de lo tecnológico en sus vidas, nos habla de oportunidades para la prevención de problemas de salud y para la promoción de hábitos de vida saludables en las personas jóvenes. Sabemos que se preocupan por cuidarse y que la tecnología les ayuda a ocuparse en ello”.

FUENTES DE INFORMACIÓN PARA LA SALUD: CONFIANZA Y FIABILIDAD

Los temas más buscados por ellos y ellas en internet y redes sociales son los relacionados con la “actividad física” (40,3%), la “salud mental” (35%) y con la “alimentación y dietas” (34,3%). Más del 65% sigue cuentas relacionadas con la salud y el bienestar y alrededor del 52% sigue cuentas o perfiles de profesionales o especialistas sanitarios. 

Con un promedio de 7,08 sobre 10 se establece que las personas jóvenes depositan mayor confianza en la información relativa a la salud proporcionada por profesionales sanitarios que en la que se ofrece en general en Internet y RRSS.

 

A la hora de elegir las apps que usan para el cuidado de su salud, se fían sobre todo de sí mismos y de sí mismas: 4 de cada 10 jóvenes llegan a estas aplicaciones de forma autónoma, aunque también por recomendación de amistades (23,6%), familiares (16,4%), profesionales sanitarios (15%) o su pareja (13,3%).

EXPECTATIVAS Y DEMANDAS DE LA TECNOLOGIZACIÓN DE LA SALUD

De las innovaciones o mejoras tecnológicas que se proponen en salud, en primer lugar, las personas jóvenes consideran que sería un avance importante la mejora de la integración móvil en el sistema sanitario (aplicaciones, smartphones, wearables, etc.) con el 39,6% de las respuestas. En la misma línea, un 37,7% considera que sería un avance importante “garantizar una atención sanitaria online y telemática de calidad”. 

Aunque ellas y ellos ya utilizan la tecnología para la gestión sanitaria. La actividad que más realizan es la de “petición de citas online’’, con un 72,5% de implementación; el 57,2% accede a ‘’archivos personales de salud online”; y un 48,7% hace uso de las ‘’consultas telemáticas’’, ya sea a través de videollamadas, chats o consultas por teléfono.

Las personas jóvenes no buscan una sustitución del sistema sanitario por las tecnologías digitales, sino que buscan lo mejor de ambos mundos. Al enfocar escenarios de futuro relacionados con la innovación tecnológica y su salud en los que tienen que valorar mayor o menor comodidad, información, igualdad y humanización creen que avanzamos hacia una mejora de la asistencia sanitaria en general con una media de 3,42 sobre 5. 

SOBRE FUNDACIÓN PFIZER Y FUNDACIÓN FAD JUVENTUD

La Fundación Pfizer lleva más de 20 años comprometida con impulsar la ciencia, la tecnología y la innovación y acercarlas a la sociedad. Para ello, ha reforzado su apuesta estratégica por la innovación científica y tecnológica a través de la búsqueda de puentes entre la actividad investigadora y la sociedad, con el objetivo de que los avances científicos se traduzcan en una aplicación práctica en beneficio de las personas. Para más información: www.fundacionpfizer.org

La FAD, antes Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, es ahora Fundación Fad Juventud, una fundación privada e independiente cuyo propósito es mejorar el bienestar y la calidad de vida de la juventud, como protagonista del presente y artífice del futuro.

 Para conseguirlo, la FAD ANALIZA, ACTÚA E INFLUYE en todo lo que afecta al desarrollo de la juventud:

 ANALIZA el universo de la juventud, lo monitoriza, detecta riesgos y oportunidades, y anticipa tendencias.

  • ACTÚA en España y Latinoamérica a través de proyectos educativos y programas de formación; de campañas de sensibilización; y de servicios de información y orientación.
  • INFLUYE directamente en la juventud o indirectamente a través de sus familias, su entorno escolar y su comunidad; de la opinión pública y las políticas públicas

Generamos impacto social y oportunidades para la juventud por medio de alianzas y proyectos con empresas, organizaciones no gubernamentales y el sector público.